El actor Jonathan Montenegro se une a las malas críticas de los exintegrantes del grupo Menudo René Farrait y Ray Reyes quienes también han criticado la historia que cuenta el estreno de la serie «Súbete a mi moto», que según sus productores cuenta la historia del grupo musical Menudo.

Durante su paso por la agrupación cuando apenas era un niño Jonathan confiesa al programa mexicano «Ventaneando» que presenció situaciones de violencia. Dijo “Cuando uno es niño, uno no está claro de cuáles son sus derechos. Presencié gritos y momentos violentos con alguno de los integrantes de mi generación; yo lo vi, nadie me lo contó”, “Recuerdo una noche que tuve que encerrarme en el baño porque vi cómo mi otro compañero fue golpeado por una tontería… ese fue mi primer momento de mucho miedo, de mucho temor porque tenía tan sólo 11 años”, comentó el actor.

Siempre se ha rumorado que el creador y manager de Menudo golpeaba a los chicos para disciplinarlos.

«Hubo situaciones que no eran justificables, como por ejemplo, yo tuve hepatitis y tuve que trabajar igual enfermo”, contó. “Entendemos perfectamente que el hígado se te puede explotar si no tomas las medidas respectivas, pero también a su vez comprendía que teníamos una agenda muy importante que no podías detener”, «Teníamos que trabajar en muchas ocasiones indispuestos porque nuestra salud estaba delicada”. Agregó Jonathan.

También se rumoraba que existían abusos sexuales dentro del grupo a lo que Jonathan dice no haber presenciado eso pero si sabía que corría el rumor. Recordemos que el actor perteneció a la agrupación hasta 1991 cuando decidió abandonarla por los escándalos ocasionados por dos de sus compañeros.

Montenegro apoya las críticas que también han salido de parte de René y Ray primeros en criticar dicha producción diciendo que «no está apegada a la realidad».

“El que no nos hayan consultado a ninguno de nosotros en sus diferentes etapas y generaciones esto pierde credibilidad, autenticidad, verdad, porque probablemente saques la información de sólo una vía, sólo una versión”, “Si quieres divertirte con una historia medianamente ficticia ahí esta la serie pero cuando quieres relatar hechos tras bambalinas creo que debió haber existido un poco más de responsabilidad”, concluyó Jonathan Montenegro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *